Sacar RFC

La razón por la que decidí escribir esta entrada es porque varios de mis amigos me han cuestionado acerca de que, si es verdad que cualquier persona nacida en México y que haya cumplido la mayoría de edad, está en posibilidades de sacar RFC desde cualquier computadora que sea capaz de conectarse a Internet.

Para dar una respuesta clara a esta pregunta, debemos hacer notar que, aunque el Servicio de Administración Tributaria (organismo dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público), haya habilitado desde hace ya algunos años la opción de preinscripción, la metodología para sacar el RFC, tiene que concluirse forzosamente en una oficina de esta dependencia, puesto que se trata de un tramite legal.

Sacar RFC

Sacar la RFC, es un documento que necesitaremos si queremos empezar a trabajar bajo el marco de la legalidad. Obviamente, todas las maneras ilícitas de obtener dinero, son castigadas por la ley. Es por ello la importancia de darnos de alta ante hacienda.

Una de las obligaciones de todo contribuyente consiste en el hecho de que debe pagar impuestos de manera periódica, Puesto que una vez que obtenemos el RFC, la Secretaría de Hacienda monitorea todos nuestros movimientos con el objetivo primordial de asegurarse de que cumplimos con esta tarea.

Otro punto que no debemos dejar de lado al momento de sacar RFC en el SAT es que esta clave alfa numérica nos acompañará por todo el tiempo que estemos considerados ante la ley como una “Persona Física”, sin importar en qué lugar de la economía estemos colocados.

Es decir, si nuestros ingresos son considerables, la ley automáticamente pedirá que seamos conocidos como “contribuyentes mayores”. Lógicamente este sector de la población retribuye un mayor porcentaje de sus ganancias que lo que entrega un trabajador asalariado.

Al obtener el RFC, los ciudadanos o las empresas (a éstas se les conoce como Personas Morales) quedan registrados en una base de datos, la cual no cambia hasta que la compañía desaparece por completo o la persona en cuestión fallece.

Ya dijimos que al sacar RFC gratis, te ligas al sistema fiscal mexicano de por vida. Esto significa que en algún momento puedes anunciarle al SAT que has dejado de realizar actividades económicas, pero si en algún momento decides reintegrarte a la esfera laboral, tu clave asignada con anterioridad te seguirá esperando.

Haciendo una pequeña analogía, podemos decirte que al sacar tu RFC, lo que estás haciendo es creando una extensión numérica de ti. Esta clave le sirve tanto a las empresas particulares como a las dependencias gubernamentales para identificarte sin siquiera tener que ver una fotografía tuya.

Existen muchas personas que tienen miedo de inscribirse en el RFC, pues piensan que sus datos personales pueden ser adquiridos de manera ilegal por una empresa fraudulenta, para luego ser extorsionados.

Para tu tranquilidad, queremos decirte que desde que desde que se inició la digitalización de esta clase de trámites, tanto el portal del SAT como otros afines han sido dotados de diversos candados de seguridad informática, lo que garantiza que tu información sólo les llegará a quienes les tiene que llegar.

Como sacar la RFC por internet

Como sacar la RFC por internet

La Internet ha revolucionado la mayoría de procesos que se llevan a cabo hoy en día, no sólo en temas laborales, sino también en asuntos gubernamentales.

El SAT ha sido consciente de que las nuevas tecnologías deben ser vistas como un poderoso aliado para incentivar el que cada vez más jóvenes sepan sacar RFC del SAT, de una manera muy fácil y rápida.

Por esa razón, el portal de esta institución pública se encuentra el constante proceso de renovación, reduciendo así los tiempos de carga de la información y también permitiendo el acceso a tutoriales en vídeo o en formato PDF.

¿Como sacar RFC por internet?

Utilizando una computadora de escritorio, una laptop, una tableta o cualquier dispositivo móvil que pueda conectarse a Internet accede a la página oficial del Servicio de Administración Tributaria (SAT). La dirección electrónica es: www.sat.gob.mx

En el instante en el que el contenido de la página principal se haya cargado por completo, por favor busca la sección de “Trámites”. Para una mayor referencia te comentamos que ésta se encuentra dentro de la barra de herramientas horizontal de color verde.

Serás llevado a una nueva ventana en donde deberás posicionar el puntero del ratón sobre la palabra “RFC” y luego tendrás que elegir entre dos opciones distintas.

La primera alternativa consiste en el registro “Con CURP”. La ventaja de elegir esta opción es que el llenado del formulario se llevará a cabo de una forma mucho más rápida, ya que se trata de un proceso completamente automatizado, al menos en lo que se refiere a la captura de tus datos personales.

Este es el camino que debe seguir cualquier persona física que no perciba otro ingreso que no sea el de su salario.

Mientras tanto, la segunda opción corresponde a lo que conoceríamos como Preinscripción y a diferencia de la anterior, ésta debe ser forzosamente terminada en el módulo de atención SAT más cercano a tu domicilio.

Llena los rectángulos de texto del formulario con tus datos personales, añadiendo la dirección física en donde quieres recibir información relacionada con el pago de impuestos.

Anexa las referencias necesarias para que el visitador del SAT pueda encontrar tu domicilio de la manera más sencilla posible.

También es muy importante que agregues una dirección de correo electrónico que te pertenezca. No importa en cual compañía la tengas habilitada (Outlook, Gmail, Yahoo etc.).

Cuando hayas terminado de rellenar todos los datos, serás trasladado a una ventana en donde podrás leer un condensado de tu formato de inscripción al RFC. En el supuesto de que estés de acuerdo con todos los datos capturados, debes presionar el botón de “Enviar “, pues de ese modo las autoridades comenzarán con el proceso de asignación de tu Homoclave.

Al cabo de que hayan transcurrido 10 días, recibirás en tu e-mail un mensaje en el que se te indicará el número de folio asignado para que acudas a recoger tu Cédula de Identificación Fiscal.

El siguiente paso es iniciar con la metodología para obtener una cita para sacar RFC. Esto lo debes llevar a cabo, independientemente del régimen fiscal en el que finalmente se ubiquen las autoridades correspondientes.

¿Como puedo sacar mi RFC?

En esta sección te diremos los pasos que debes seguir para generar una cita en el módulo SAT que te corresponda, pues eso es fundamental para sacar RFC.

Con el propósito de evitarte que pierdas tiempo buscando la dirección electrónica del portal oficial de Citas SAT, te compartimos una manera mucho más rápida de acceder a este portal.

En la página principal del SAT hay una sección denominada como “Lo más buscado”. Haz clic en el último enlace denominado simplemente como “Citas”. Para que el proceso funcione adecuadamente, es necesario que tengas habilitada la opción de apertura de pestañas emergentes en tu navegador.

En la nueva ventana verás un enlace que te llevará a los principales trámites legales que se pueden realizar en Internet y que están ligados a los contribuyentes.

Luego oprime en el botón de “Registrar Cita”. Ahí se mostrarán los 32 estados de la República Mexicana ordenados de manera alfabética. Al escoger la entidad federativa en donde vivas, de manera automática el sistema te desplegará la lista completa de módulos que hay en esa región, así como los trámites que puedes llevar a cabo en cada uno de ellos.

Sacar el RFC gratis se encuentra disponible en todos los centros de atención. Elige el trámite que vas a realizar y haz clic en el botón “Siguiente”.

En la siguiente página deberás colocar tus datos personales, es decir, tu nombre completo, tu correo electrónico, un teléfono fijo (ya sea de casa o de oficina) y un teléfono celular.

En esa misma ventana podrás ver un calendario multicolor. Los días transcurridos están marcados de un color verde oscuro, mientras que los fines de semana se encuentran pintados de color gris.

Con un tono carmesí, vemos aquellos días en los que ya no hay ninguna posibilidad de agendar una cita. De color ámbar, se marcan las de poca disponibilidad.

Por último, aquellos días en donde aparezca el color verde, querrá decir que tendremos amplias posibilidades de conseguir una cita en el horario en que la necesitemos.

Al seleccionar el día y el horario, el sistema te recordará la dirección del módulo, así como el trámite que estás a punto de llevar a cabo. Oprime en el botón de “Solicitar cita” y posteriormente confírmala.

Algo que no debemos dejar de mencionarte es que trates de llegar al menos con 15 minutos de anticipación a tu reunión con el ejecutivo del SAT. De igual forma, en caso de que se te presente algún imprevisto y no puedas asistir, lo mejor es que canceles tu cita con al menos 24 horas de anticipación.

Los contribuyentes que dejen perder arbitrariamente dos citas consecutivas serán bloqueados en el sistema virtual. Eso significa que, durante un tiempo, no podrás concretar ningún tipo de reunión por Internet en las oficinas del SAT.

Como sacar un RFC con Homoclave

Como sacar un RFC con Homoclave

Sacar mi RFC con homoclave es un trámite que sólo puede realizar el Servicio de Administración Tributaria. Cada Cédula de Identificación Fiscal que se le otorga tanto a los ciudadanos como a las compañías particulares, debe contar con una serie de características específicas que la conviertan en una clave única e intransferible.

La más utilizada es la que se conoce comúnmente con el nombre de “Homoclave” y se forma de la combinación de números y letras que de alguna manera se encuentran vinculadas con el ciudadano o empresa que inició con el tramite de RFC.

Las constancias fiscales se encuentran conformadas por una clave alfa numérica, basadas en la información que existe en el documento de identidad que se utilizó para dar inicio en el proceso de inclusión dentro del fisco.

Para el caso de las organizaciones que nacen a partir del capital privado, estamos hablando de Personas Morales, el requisito indispensable para que se otorgue la CIF en tiempo y forma es que se presente una copia del acta constitutiva de dicha compañía.

En ella aparece el nombre y la fecha en el que la empresa comenzó operaciones formales. El trámite para sacar RFC con Homoclave del SAT, en este caso debe ser realizado por el representante legal.

¿Cómo buscar un RFC?

Existen varias funciones que permiten la búsqueda de un Registro Federal de Contribuyentes determinado. Hay páginas de Internet en donde se dice que es posible llevar a cabo el cálculo del RFC, sin que el internauta tenga que colocar ningún tipo de Homoclave, ya que sólo se solicitan los datos personales tales como el nombre completo o la fecha de nacimiento.

Sin embargo, en algunos casos estos algoritmos no son confiables, pues utilizan fórmulas sacadas de Microsoft Excel y no usan la metodología del SAT.

Otro camino para buscar RFC, es ponerte en contacto directo con cualquiera de los ejecutivos del Servicio de Administración Tributaria, ya sea por teléfono o utilizando el chat de Internet, para preguntarles si ya has sido dado de alta.

¿Cómo es posible que no sepas si ya eres contribuyente ante el SAT? Por increíble que parezca, mucha gente desconoce ese dato, puesto que ha sido anexado a la lista de contribuyentes por su patrón de manera masiva.

Los jefes de pequeñas y medianas empresas usan la opción de multi de registro para sacar RFC SAT de sus trabajadores. Con este método, es posible obtener en una sola ocasión hasta 5000 constancias.

También existe el famoso validador de RFC, el cual le permite al interesado saber si cierta clave permanece activa o ya ha sido dada de baja.

La utilidad de esto es que los contribuyentes pueden saber si se encuentran realizando algún tipo de transacción, con una empresa o persona que opere dentro de las leyes y normas que rigen en el país.

Una última forma de calcular mi RFC, es cuando la persona ingresa al portal del SAT y luego a la sección de “Mi Portal” con su contraseña CIEC, con el propósito de solicitar una reimpresión de su CIF.

Sacar RFC con CURP

Sacar RFC con CURP

Sacar RFC por Internet utilizando la Clave Única de Registro de Población es una tarea muy sencilla y fácil de llevar a cabo, ya sea en una computadora personal o en un equipo de cómputo que le pertenezca a un tercero, como es el caso de los ordenadores que se encuentran en cafés internet, bibliotecas u otra clase de sitios públicos.

Puedes usar cualquiera de ellos, ya que los sitios que usarás tanto para obtener la CURP (en caso de que aún no lo tengas) como para sacar RFC en línea, están dotados con diversos sistemas de seguridad que impiden los ciber ataques.

Esto quiere decir que la información personal que ingreses pasará directamente al Registro Nacional de Población o al Servicio de Administración Tributaria (SAT) según sea el caso.

¿Cómo se puede sacar el RFC?

Esta modalidad para sacar RFC en el SAT inició en el año de 2013, fecha en el que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público permitió que el SAT incluyera el sistema de inscripción en línea al RFC.

Antes de esta fecha cualquier individuo que decidiera convertirse en Persona Física o más propiamente dicho en contribuyente, debía ponerse en contacto con la oficina del Servicio de Administración Tributaria más cercana a su hogar, para que le fuera asignada una cita.

Entre los documentos que se solicitaban para poder otorgar la Cédula de Identificación Fiscal, destacaba el hecho de tener que presentar una copia certificada del acta de nacimiento, un comprobante de domicilio con antigüedad no mayor a 60 días, una identificación oficial vigente con fotografía y hasta un comprobante de ingresos.

Esto último era para cerciorarse de que en efecto la persona estuviera trabajando en un sitio legal.

Hoy en día las cosas han cambiado y es mucho más simple la manera en la que puedes aprender como sacar tu RFC.

suponiendo que lo que deseas es inscribirte a la base de datos utilizando tu CURP, estos son los pasos que debes seguir:

– Primero que nada, debes cerciorarte de que tienes a la mano tu Clave Única de Registro de Población, es decir, que ya te encuentras registrado en la base nacional del RENAPO.

No olvides que éste trámite es esencial para toda persona que vive en cualquiera de los 32 estados que conforman a la República Mexicana, puesto que al saber el número exacto de habitantes que hay en cada población, el gobierno puede destinar los recursos de manera más equitativa, haciendo que lleguen a las personas que realmente lo necesitan.

La obtención de la CURP es gratuita y si es la primera vez que la vas a solicitar, debes ingresar a la página de la Secretaría de Gobernación y buscar el directorio de módulos, para que acudas acompañado de un documento probatorio de identidad (carta de naturalización, documento de situación migratoria o acta de nacimiento).

Si, como leíste en el párrafo anterior, los extranjeros también deben sacar la CURP. En este caso, quienes tengan algún problema al momento de solicitarla, pueden entrar en contacto directo con la gente del Instituto Nacional de Migración para que los orienten en todo lo necesario.

Una vez que estás registrado en el RENAPO, puedes imprimir las copias de CURP que necesites. Tan sólo deberás colocar tu nombre completo, fecha de nacimiento, género al que perteneces y la entidad federativa en donde fuiste registrado para que el sistema te entregue una constancia digital.

En cuanto la tengas en tus manos, debemos iniciar con el proceso de sacar RFC con homoclave.

– Entra a la página oficial del SAT www.sat.gob.mx y cliquea encima de la palabra “Trámites”.

– El sistema interno de la página está diseñado para conducir a todas las personas que opriman ese enlace, a una nueva ventana en donde ofrecen el catálogo de trámites en línea que se pueden realizar sin necesidad de iniciar sesión en la sección denominada como “Mi Portal”.

– De todas las pestañas que tienes disponibles, selecciona aquella que se llama simplemente “RFC”. Al tocarla saldrá un menú emergente, en el que tendrás que escoger la alternativa de “Con CURP” dentro del sub menú de inscripción.

– En la pantalla siguiente se te pedirá que coloques la clave alfa numérica en cuestión tal y como te fue entregada. Para ello te sugerimos que actives el bloqueo de mayúsculas en tu teclado.

– Después en la siguiente casilla pon el código de verificación o captcha siguiendo la secuencia de números y letras que se te presentan. Es importante que ingreses tal y como se muestra, ya que de lo contrario el sistema bloqueará el acceso, pues pensará que se trata de una máquina queriendo entrar al formulario del SAT.

– En las pantallas subsecuentes verás como parte de tu información personal ya fue capturada de manera automática, gracias a que los datos fueron tomados directamente de tu CURP. Algo en lo que debes poner especial atención es en la colocación del domicilio en donde recibirás notificaciones por parte de las autoridades del fisco.

Entre más referencias le agregues, más fácilmente los verificadores del SAT podrán ubicar tu casa.

– Cuando termines de responder todas las preguntas que te hagan dentro del formulario de inscripción, da clic en el botón de “Enviar” ya que con eso habrás completado el procedimiento inicial.

– Después te saldrá una ventana emergente en donde podrás ver por primera vez tu Cédula de Identificación Fiscal. Éste documento ya terminó con la metodología de sacar RFC y Homoclave.

Lo que la gente conoce comúnmente como RFC, en realidad son las primeras 10 letras y dígitos de esta clave. Dicho de otra manera, el inicio de todo Registro Federal de Contribuyentes que ha sido creada para una persona física se compone de los siguientes elementos:

– La inicial y primera vocal interna del apellido paterno.

– La inicial del apellido materno.

– La inicial de tu primer nombre de pila, salvo en los casos en los que éste sea José para los varones o María en el caso de las damas. Algo que no debemos olvidar es que México continúa siendo un territorio católico, lo que hace que muchas personas les pongan estos nombres a sus hijos.

Con el propósito de no crear confusiones ni registros duplicados, el Gobierno Federal ha decidido en estos casos omitir el primer nombre y tomar la inicial del segundo.

– Ahora bien, para calcular un RFC se necesita forzosamente la inclusión de la Homoclave. Este elemento es asignado por un algoritmo o software propio del SAT.

Para su generación se realizan una serie de operaciones, que dan como resultado una combinación única de números y letras. Con este ejercicio se garantiza que, aunque alguna persona tenga la misma combinación de letras y misma fecha de nacimiento, jamás poseerá un registro idéntico al de otro individuo.

¿Como imprimo mi RFC con Homoclave?

Si quieres imprimir tu RFC al término de to inscripción, lo único que debes hacer es abrir la última ventana que te muestra el sistema, ya que ahí podrás visualizar tu CIF en su nuevo formato.

Ahora además de los datos básicos del contribuyente, se incluye un código QR, para que cualquier persona pueda obtener información de tu RFC, con tan sólo realizar un escaneo desde cualquier dispositivo que tenga una aplicación capaz de decodificar esta clase de sistemas de encriptación.

Por si esto fuera poco, las autoridades fiscales también le añadieron los rubros en los que te encuentras dado de alta. De ese modo, puedes verificar todas las actividades vinculadas al SAT que tienes activas y por ende cuáles son las obligaciones que te corresponden.

Los trabajadores que reciben un pago semanal, quincenal, mensual etc. por las actividades que realizan, no tienen que preocuparse por realizar sus declaraciones de forma periódica, puesto que de ello se ocupará la empresa en donde trabajas.

Sin embargo, si decides emprender un negocio por su cuenta o laborar en el esquema de honorarios, lo más aconsejable es que contactes a un contador de confianza para que realice tus declaraciones de acuerdo a lo dispuesto en el calendario fiscal.

Contribuir en tiempo y forma ayuda a que los programas sociales sigan existiendo y, por lo tanto, las clases sociales más desafortunadas del país, tengan acceso a servicios de calidad.

Para imprimir tu RFC, sólo debes contar con una impresora (ya sea láser o de inyección de tinta) y presionar el icono correspondiente.

Además de la opción de imprimir este documento, también puedes almacenarlo en tu computadora, para futuras consultas o copias digitales que llegaras a necesitar.

Requisitos para sacar RFC

Requisitos para sacar RFC

En caso de que desees llevar a cabo el trámite en las oficinas del SAT, estos son los documentos que te van a solicitar:

– Cédula de identidad personal, expedida por la Secretaría de Gobernación a través del RENAPO, en caso de menores de edad que no cuenten con CURP;

– Carta de naturalización expedida por la autoridad competente debidamente certificada o legalizada, según corresponda.

– Documento migratorio vigente, emitido por autoridad competente, en caso de extranjeros (original o copia certificada).

– Comprobante de domicilio fiscal.

– Poder notarial para actos de administración, dominio o especiales en caso de representación legal, o carta poder firmada ante dos testigos y ratificadas las firmas ante las autoridades fiscales o ante fedatario público (copia certificada).

– Identificación oficial vigente del contribuyente o representante legal.

De igual forma se aplican condiciones especiales para personas que residen en el extranjero, gente que realiza actividades ligadas a la exportación de productos y las personas que tengan o hayan sido declaradas como “incapaces” desde el punto de vista legal.

En este último caso se le exigirá al ciudadano:

– Contar con resolución judicial definitiva, en la cual se declare la incapacidad de la persona física y conste la designación del tutor o representante legal.

– Identificación oficial vigente del tutor o representante legal.

¿Como sacar cual es mi RFC?

En el tema anterior hablamos acerca de cómo sacar RFC y CURP, algo que sin duda te hará mucho más fácil la obtención de tu Cédula de Identificación Fiscal.

Ahora bien, algo que varios internautas nos preguntan frecuentemente es ¿cómo me aprendo esta clave, luego de sacar mi RFC SAT?

Conocer el acomodo de tu RFC con todo y Homoclave es bastante sencillo, ya que los datos se encuentran ligados a tu identidad. Es decir, en lo único que debes prestar atención es en recordar que al principio se acomodan la inicial y la vocal interna del apellido de tu padre, la inicial del apellido de tu madre y la primera letra de tu nombre de pila.

Ahí ya se cubrieron las primeras cuatro posiciones del Registro Federal de Contribuyentes. Posteriormente, algo que no te costará absolutamente nada trabajo será en pensar en tu fecha de nacimiento acomodada en formato de seis dígitos comenzando con el año, continuando con el mes y terminando con el día.

Quizás la parte más difícil de retener en la memoria de largo plazo es justamente la Homoclave, aunque al tratarse sólo de una combinación de tres números y letras, luego de unos cuantos días podrás recordarla sin mayor inconveniente.

Al saber como sacar el RFC desde tu mente, que ahorrarás mucho tiempo en el llenado de formularios. Por ejemplo, si es que quisieras obtener un préstamo bancario.

Sacar RFC por primera vez

Sacar RFC por primera vez

En cuanto a mi experiencia personal, debo comentarles que al principio el sacar mi RFC del SAT, me daba un poco de nervios, pues fue el primer trámite que realicé en línea.

Sin embargo, me animé, ya que el sacar mi RFC era un requerimiento indispensable que me solicitaron en el primer lugar en donde ingresé a trabajar.

Mi consejo es que le pierdas el miedo a los trámites gubernamentales que se llevan a cabo online, ya que cuentan con conexiones muy seguras y sistemas que literalmente te van guiando paso a paso a lo largo de todo el proceso.

¿Como sacar rfc gratis?

Hay dos formas de obtener el RFC gratis. La primera de ellas es realizando el proceso de preinscripción a través de Internet y la segunda es acudiendo personalmente para recibir atención en ventanilla en cualquiera de los módulos de atención del SAT dispuestos a lo largo y ancho de la República Mexicana.